Escoger la mejor silla eléctrica

Desde amamas llevamos un tiempo recibiendo interés de compra de sillas eléctricas, entendemos que son compras más complejas y costosa, el cliente quiere hacer una comparativa más extensa en el mercado.

Una silla de ruedas eléctrica es un equipo que puede ayudar en tener una mayor libertad y autonomía para personas con un grado de discapacidad en movilidad (o otros problemas que le impidan desplazarse), o facilitar los desplazamientos del cuidador con la persona con escasa movilidad.

Nos resulta desde amamas muy importante mantener el contacto con los espacios abiertos, la vida en la calle, pasear y respirar, para todas las personas pero de vital importancia para aquellos con una movilidad reducida, por lo cual, no solo estamos ofreciendo un equipo de desplazamiento eléctrico para personas con movilidad reducida, estamos ofreciendo una forma de continuar conectados a la vida que nos rodea para poder seguir disfrutando de ella, entendemos que es fundamental para el buen estado de las personas.

Observamos un mercado competitivo en las sillas de ruedas eléctricas con muchas opciones y precios, pero cuando hemos analizado que ofrecer a nuestros clientes lo hemos hecho como si nosotros haríamos dicha compra.

En este apartado vamos a desglosar que nos ha parecido importante para proponer un producto:

  • ¿Quién es el fabricante?, observamos muchos productos de importación que pueden cumplir con unas expectativas de compra aceptables, pero al no existir una empresa que respalde las pruebas de calidad y materiales utilizados en fabricación con un control directo y bajo sus directrices, valoramos estos productos como de escasa garantía.
  • Existen elementos de desgaste que deben de cumplir una vida no solo de garantía, sino que exista un servicio técnico para poder arreglar o sustituir piezas si fuera necesario una vez pasada la garantía.

amamas ofrece productos de fabricantes que tengan una cercanía tanto en nuestra comunidad como a nivel estatal, resulta importante favorecer a las empresas que generan trabajo y pagan impuestos en nuestro país.

Consideraciones:

– El peso de la silla debe de ser un peso razonable, hablamos de no superar los 30kg, ya que entonces nos condiciona el uso y disfrute que nos puede aportar. Las baterías de litio con buena autonomía de carga son ideales para reducir este peso global de la silla, así como un chasis de aluminio.

– La electrónica y la mecánica deben de estar respaldados por el fabricante o el importador, así como existir recambios de las piezas que sufran desgaste por la utilización del equipo.

– La silla eléctrica debe adaptarse a nuestra propia vida, no solo siendo plegable, sino que se adapte a nuestra vida y los medios que disponemos, el coche, el ascensor, salida de garaje, puertas..etc.

Share on facebook
Share on whatsapp
Ir arriba
Abrir chat
¿Te podemos ayudar?